Glosario

abstracción

(del latín abs-trahere: separar, abstraer). Es la operación intelectual que consiste en separar un contenido formal de aquello que en la realidad está unido a la materialidad, etc. Así, el intelecto aprehende una forma inteligible que se encuentra en las imágenes sensibles obtenidas de la experiencia, como por ejemplo, en el caso del agua, del animal, etc.

abstracta

El término abstracta puede entenderse de dos formas. En primer lugar, podemos decir que es ‘abstracta’ una representación intelectual que no contiene ninguna de las características individuales, particulares, de un objeto; en este sentido decimos que los conceptos universales son representaciones abstractas de un objeto. Pero también podemos entender por ‘abstracta’ una representación intelectual a la que no corresponde ningún dato sensible, ninguna intuición sensible, y que, por ello, sólo se puede conocer mediante el intelecto, dado que el objeto al que se refiere no tiene realidad empírica. En este sentido decimos que son ‘abstractas’ las representaciones conceptuales como las que encontramos en la lógica y en las matemáticas, a las que no corresponde ningún objeto empírico.

abstracto

lo que se separa mentalmente de lo concreto y material.

abstraer

Es separar, y lo que se deja tras la separación es la índole de lo real físico, con su materialidad, su particularidad, etc.”//,”primera operación de la inteligencia que consiste en “sacar” los elementos esenciales que la imagen sensible representa. Esta operación es gracias a que el intelecto agente “ilumina” la imagen sacando dichos aspectos esenciales o permanentes de la realidad.

absurdo

en filosofía tiene el significado del común hablar, es decir, aquello que no tiene sentido alguno. No obstante, se ha reflexionado mucho al respecto a lo largo de la historia del pensamiento en filósofos como, Blas Pascal, Soren Kierkegaard, Karl Jaspers y Albert Camus. Para quien es creyente, negar a Dios es un absurdo, para quien es ateo, absurdo sería aceptar la existencia de un dios.

academia

escuela filosófica de Platón, fundada por él entre los años 387 y 385 a. C.; sirvió como centro de estudios en la Grecia clásica e inspiración para muchas otras escuelas filosóficas de la época. Toma su nombre de Academos, héroe mítico ateniense, a quien se dedicó un parque o jardín al norte de Atenas, y en cuyas cercanías, creó Platón su centro de estudios que tenía por emblema: “Aquí no entre nadie que no entienda geometría”. El emperador Justiniano clausuró la Academia de Platón en el año 529 d. C.

accidental

Opuesto a esencial: característico o propio del accidente. Aquello que puede o no pertenecer a una sustancia, sin que se modifique la esencia de dicha sustancia, como el color o el tamaño de un objeto.

accidente

pertenece a las categorías predicamentales de Aristóteles. Es aquello a lo que le corresponde no ser en sí mismo, sino en otro: la substancia. Por ejemplo, el color nunca existe por sí mismo, sino siempre en una sustancia. Así, el color blanco existe en un papel, en una pared, etc. Se distinguen nueve accidentes predicamentales (que con la substancia forman los diez predicamentos o modos de ser). Estos son: cantidad, cualidad, relación, acción, pasión, tiempo (quando), lugar (ubi), situación (situs) y habitus (posesión).

acción

es la operación que deriva de la naturaleza de algo en concreto. La operación sigue al ser: operari sequitur esse. Según se es, así se actúa. La acción puede ser inmanente o transeúnte. La acción inmanente es la propia de un ser vivo, ya que la acción “redunda” en sus principios. La acción transitiva o transeúnte es aquella cuyo efecto pasa a otro: por ejemplo: cortar algo. La acción inmanente es la que afecta al mismo sujeto y, aunque pueda pasar a otro, fundamental y primariamente se queda en él; por ejemplo, entender, querer, reflexionar.

acción física

(‘poiein’ en griego, ‘actio’ en latín) es el movimiento que una realidad física produce sobre otra (ej. el fuego quemando la madera).