Glosario

amanecer de la persona

El amanecer de la persona equivale al destinarse de la libertad. (cfr. dimensiones de la apertura trascendente)

amar personal

es el acto de ser personal, ser donante, conocer, libertad y apertura radical a otras personas. Es libre y lúcido darse, otorgarse. Es libre porque en el amor personal no hay necesidad, no hay un sentirse inexorablemente atraído por un bien que fuerce. Es luz, porque la sabiduría asiste, o mejor, es un amor sabio o un saber amante, que ha vislumbrado el ser personal de la otra persona. Amar es un acto radical que no es cerrado, sino que es como un salir de sí: darse. Amor personal es la afirmación personal por parte de la persona amante a la persona amada. Con todo, de acuerdo con la estrecha relación entre esencia-acto de ser personal, el amar, aunque tiene su centro en el ser personal, requiere de la esencia, va a buscar ahí los dones, de ahí la importancia de las virtudes.

amistad

(‘amicitia’ en latín) es la virtud superior de la voluntad y a la que deben tender las demás en cualquier ambiente en el que se conforme (familiar, laboral…); es aceptar a otra persona en la medida en que se nos manifiesta. Como es la virtud superior de la voluntad y esta potencia está siendo activada estrechamente por el yo, suele decirse que el amigo es ‘otro yo’. Estamos, pues, ante el ápice de la esencia del hombre, ante la puerta de entrada a la intimidad personal.”//,”según Leonardo Polo es la virtud más alta e integradora de todas las demás virtudes, es virtud culminar en el plano de la esencia humana, porque convoca a todas las demás virtudes para la gran tarea de ayudar al amigo a ser mejor, con un intercambio de dones generoso, sacrificado, leal.

amor

de acuerdo con la tradición clásica, el amor es una actividad que es producto de la relación de la tendencia (sensible/espiritual) con algo o alguien, por lo que desde ahí se pueden distinguir el amor sensible y el amor propiamente humano, lo cual se puede ver en el tratado de las pasiones de Tomás de Aquino y que ha llevado a distinguir el amor de persona del amor de cosa, cuando se usa al otro como medio placentero o útil, en cambio el amor de persona lleva a amar al otro por sí mismo. Para Leonardo Polo el amar es un trascendental personal, es la apertura radical de toda persona, de su ser personal a las demás personas (humanas y divinas).

amor personal

Es libre y lúcida aceptación de una persona distinta, entrega a ella y don de sí manifestado en obras. Es libre porque en el amor personal no hay necesidad, no hay un sentirse inexorablemente atraído por un bien que fuerce. Es con luz, porque la sabiduría asiste; es un amor sabio o un saber amante. Amar es salir de sí: darse. Amor personal es la afirmación personal de la persona amante a la persona amada. Esa afirmación no difiere de la persona amante.